La transformación digital es el proceso de integración de las tecnologías digitales en todos los aspectos de las actividades comerciales, que requieren cambios fundamentales en la tecnología, la cultura, las operaciones y los principios para crear nuevos productos y servicios.

Para maximizar el uso de las nuevas tecnologías y su rápida implementación en todas las áreas de la actividad humana, las empresas deben abandonar sus fundamentos anteriores y transformar completamente los procesos y modelos de trabajo. La transformación digital requiere cambiar el enfoque hacia la periferia de las empresas y aumentar la flexibilidad de los centros de datos que deben ser compatibles con la periferia. 

Este proceso también implica la eliminación gradual de tecnologías obsoletas, cuyo mantenimiento puede ser costoso para las empresas, así como un cambio en la cultura, que ahora debería respaldar la aceleración de los procesos proporcionados por la transformación digital.

Transformación digital: Una breve historia

La transformación digital es ahora un tema de discusión popular entre los expertos técnicos, pero en realidad se ha hablado durante varias décadas. Sin embargo, este término no siempre significó lo mismo. 

Durante mucho tiempo, significó digitalización o almacenamiento en formato digital de formularios de datos tradicionales. Esta es también una de las áreas de transformación digital, pero en el mundo moderno este concepto es mucho más amplio.

Cuando las empresas se dieron cuenta de todas las posibilidades de utilizar datos digitalizados, comenzaron a desarrollar procesos para estos fines. A partir de este momento, las tecnologías digitales comenzaron a desarrollarse rápidamente y la capacidad de implementarlas rápidamente determina directamente la competitividad de las empresas. 

Y aunque la transformación digital es ahora un tema de discusión popular entre los expertos técnicos, de hecho, se ha hablado durante varias décadas. 

Beneficios de la transformación digital

Las empresas están reemplazando rápidamente los procesos de interacción tradicionales por los digitales, utilizando las tecnologías más modernas

Muy a menudo, la transformación se produce no porque las empresas decidan esto, sino porque la necesitan para sobrevivir. Hoy en día, el mercado ha aumentado la demanda de tecnologías digitales efectivas para las empresas, y es muy probable que las empresas que no hayan podido adaptarse al nuevo modelo de consumidor digital dejen de existir.

Las empresas que aceptan el cambio y están preparadas para él, además de poder adaptarse a patrones de trabajo más flexibles, tienen más potencial que nunca. 

Esto se debe al hecho de que la transformación digital cubre todos los aspectos de los negocios y ofrece formas efectivas de mejorarlos junto con el desarrollo de las tecnologías digitales.

Optimización de procesos

Las nuevas tecnologías permiten a las empresas automatizar procesos más simples y eliminar pasos intermedios en procesos más complejos. Esto aumenta la flexibilidad de las empresas, que ahora pueden utilizar sus recursos humanos de manera mucho más eficiente.

Buscar nuevas fuentes de ingresos

Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, se están abriendo nuevas formas de generar ganancias que antes no estaban disponibles.

Cree una infraestructura de servicios más personalizada y atractiva para sus clientes.

Los clientes actuales esperan que las empresas escuchen sus opiniones y satisfagan sus necesidades específicas. Las tecnologías modernas se desarrollan para que puedan resolver todos estos problemas.

Sin embargo, para utilizar los datos digitales de manera efectiva, las empresas deben introducir constantemente las nuevas tecnologías que están surgiendo, probarlas y utilizar los resultados obtenidos para adaptarse mejor y estar preparadas para las tareas del futuro. 

A pesar de que la introducción de nuevas tecnologías es un enfoque más arriesgado que el uso de sistemas y dispositivos ya conocidos, el potencial y el impacto serán enormes.